Con el reciclaje se produce todo un ciclo de aprovechamiento de la fibra de madera

La fibra de celulosa procedente de la madera, que es un recurso natural y renovable, es la materia prima fundamental para la fabricación del papel.

Cuando esta fibra de celulosa se utiliza una primera vez en la fabricación del papel, se denomina fibra virgen. Cuando a través del reciclaje esa misma fibra de celulosa se reutiliza sucesivas veces, se denomina fibra reciclada.

Este ciclo de aprovechamiento necesita ir incorporando una cierta cantidad de fibra virgen para mantenerse en funcionamiento:

  • La fibra se va deteriorando con los sucesivos usos (puede reciclarse hasta unas ocho veces).
  • Hay determinados tipos de papel que por su uso necesitan unas características que solo aporta la fibra virgen y para estos papeles se utiliza preferentemente la fibra virgen.

La mejor contribución del ciudadano al consumo responsable de papel es su colaboración con el proceso de reciclaje, separando el papel usado de otros residuos y depositándolo en los contenedores azules.

ASPAPEL: Memoria de Sostenibilidad